5 nov. 2010

Lo bueno de descansar los viernes...

Es que puedes ver cosas divertidísimas por televisión. Como por ejemplo ese programa de Cuatro que se llama Las mañanas de Cuatro (que termina pocos minutos antes de laas dos de la tarde, pero ellos lo siguen llamando mañanas).

Pues en este programa, tan ameno y distendido, he descubierto que han hablado, la friolera de dos minutos, a las quejas que tiene una parte de la sociedad contra las declaraciones de Rajoy sobre el matrimonio homosexual.

Inmediatamente después se han puesto a hablar de la visita de Benedicto XVI (sí, ese que se parece al Emperador Palpatine de Star Wars). Esta información, y debate, ha durado diez minutos.

Yo me quedo con nuestra Shangay Lily, que cuando se pone activista no hay quien le desmonte el turbante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario