8 abr. 2011

¿Y estarán buenas las tartas?



Gracias a Dosmanzanas hemos visto cómo la International Pâtissière ataca de nuevo, esta vez al arzobispo de Malinas-Bruselas.

El concepto denigrante del tartazo está muy bien; es ofensivo, incluso violento, pero con las connotaciones propias de un payaso, con lo que tampoco se considera una agresión demasiado fuerte.

Me gustan estos chicos, pero me pregunto si la tarta estará rica, o si, para añadirle cosas al asunto, la nata estará en mal estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario