4 may. 2011

¿Aplausos? Deberían preparar ensalada dentro de su cabeza



La actuación de Kate Perry en el programa de Paul O'Gray es lo peor que he visto nunca. Y ella lo sabe.

Tiene momentos ridículos y muy absurdos, sobre todo en unos movimientos corporales que, si quieren transmitir algo de la canción no lo consiguen, lo único que hacen es dar vergüenza ajena o pensar que a la pobre Kate le ha dado una parálisis.

Su voz... Mira, ¿por qué vende discos? Al final de la actuación el público aplaude como loco, supongo que porque se saben delante de uno de los éxitos Pop de este tiempo, más que por estar enfrente de una cantante con talento.

Si en lugar de actuar en un late show lo hubiéra hecho en Operación Triunfo, Risto Mejide tendría libros (en plural) metiéndose con este espantajo.

Prefiero al talentoso gato Maru, que me emociona mucho más, que los aullidos parapléjicos de una malvestida como esa (Uf, qué bien me he quedad).

No hay comentarios:

Publicar un comentario