4 oct. 2010

Tenía un título buenísimo, pero se me ha olvidado

Es lo que tiene la edad, supongo.

El viernes fuimos espectadores de un espectáculo que sólo definiré como enigmático, el resto de la crítica se la dejo a los de El Día de Cuenca, que para eso reciben dinero por su trabajo.

El sábado, como ya se me puede notar desde hace tiempo, estuve raro; últimamente la noche me da una pereza inaudita, pero es que además, pinchar a gente alcoholizada y pesada ya no me parece tan divertido como antes... Eso sí, cuando te subiste a hacer una prueba y clavaste una canción difícil, me sorprendí muy gratamente... Me han entrado muchas ganas de pensar en ese miniproyecto que sería AV the PARTY. Pero, quizás haya que macerarlo un poquito más.

Me he dado mi paseo diario por la red y no he encontrado nada destacable... Increíble, pero cierto...

Para concluir esta entrada tan descafeinada (claro, no me he tomado ningún refresco todavía), añadir que si me encuentras raro, esquivo y dramático, es por el cambio de tiempo, que me sienta fatal. Y que me apetece mucho una visita sureña...

¿Nos vamos este puente?

P.D.: Bueno... He encontrado esto. Me ha gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario